Filosofía

Yo te enseño el camino correcto del swing de golf. Tú decides cómo quieres recorrerlo.

Aprender y resultados

Todo cambio en tu cuerpo y mente requiere tiempo

Imaginemos que aprendemos a conducir un coche. Al principio es necesario pensar en el accionamiento de pedales, marchas y volante. Seguramente en esos comienzos puede haber algún acelerón, calado de motor e incluso alguna subida sobre la acera.  Pero después de repetir esa acción de forma correcta durante un tiempo, (diferente en cada uno de nosotros) pasaremos a conducir el coche de forma subsconsciente.

 

¿Por qué digo de forma correcta? Sencillamente porque es la única manera de garantizar que el cerebro y los músculos sean capaces de memorizar ese nuevo movimiento y así repetirlo correctamente de forma involuntaria.

 

Al comienzo es normal no pegarle bien a la bola, e incluso saldrán golpes realmente malos que no pensábamos que fuésemos capaces de dar .No importa el nivel de jugador si se está aprendiendo el nuevo movimiento o cambio de swing. Ambos darán malos golpes durante la práctica.

 

Tanto el jugador principiante como el profesional tienen las opciones de éxito o fracaso, la diferencia estará en la dedicación personal durante ese camino de aprendizaje.

 

El éxito es directamente proporcional al compromiso y dedicación que pongamos durante ese trayecto.